mirando al sur

« … cuál es la imágen del sur que determina un espectáculo así complejo. Ciertamente no es una imágen monolítica, sino una serie de impresiones fuertes provenientes de una tierra « maldita », donde es casi imposible ser lo que se es en vez de lo que se tiene que ser, donde para que algo suceda es necesario que el cerco se rompa o finalmente se cierre. Un Sur donde amor rima con cuchillo, donde debajo de una espesa capa de pasividad hierve una rabia atávica que, si tuviera realmente que explotar, haría añicos muchos de aquellos equilibrios que hoy damos por descontado. »
Corriere del Ticino, Suiza


« El Teatro delle Radici ha logrado esquivar la trampa de los lugares comunes, transformado el sur de Italia en un sur más amplio, que comprende cada sur del mundo y en particular ese sur de donde la directora proviene, vistiendo cada personaje, cada situación, cada imágen con una frescura nueva, con una inspiración íntima y profunda. (…)
El Teatro delle Radici se reconfirma una de las realidades más vivas y luminosas de la Suiza italiana. »
La Ragione, Suiza


« Inmovilizados en un tiempo cíclico, personas-fotografías regresan para vivir la propia historia, repitiendo la incarnación de roles antiguos que, de alguna manera recuerdan los arcanos de las cartas (…).
Sur de contrastes, donde hay un momento para el homicidio y uno para el llanto, para las pasiones y la violencia, para la fiesta que lleva la tragedia detrás de la esquina. »
Giornale del Popolo, Suiza


« Los protagonistas han ofrecido no sólo una muestra de capacidad individual sino una muestra de increíble equilibrio de grupo. Es un contínuo de fragmentos de pequeñas y grandes intimidades. Reaparece el tema de la memoria colectiva e individual en un mosaico de matices constantemente tocados por un lejano « mea colpa », casi que hubiera una culpa ancestral a guiar esta representación que se consume como un rito al centro del cual está el hombre con sus eternas preguntas acerca del ser y del avenir (…)
Una fatiga que se acumula en la prospectiva de un justo y merecido reconocimiento por un trabajo bien hecho. »
L’Azione, Suiza