mirada de ceniza

“Esta es mi carta al mundo, la que él nunca me escribiò (…)
Su mensaje está confidado a manos que no puedo ver-
Por amor suyo –dulces amigos mios-
Juzgenme con ternura-”
Emily Dickinson

Con
Bruna Gusberti
Texto y dirección
Cristina Castrillo

Sin tener una intenciòn biográfíca, “Mirada de Ceniza” ha querido rescatar figuras y voces que la historia ha olvidado: de Anna Göldin, considerada la última bruja helvética a Emily Kempin-Spiry, primera jurista mujer en Europa; de Isabelle Eberhard a Annemarie Schwarzenbach; mujeres suizas que han atraversado más de un siglo y que pocos recuerdan; todas particulares, todas en el límite de aquello que es aceptado por las convenciones, las reglas o la ceguera de una época.
El espectáculo nace entonces a partir de una trama imaginaria que sigue el recorrido de una mujer que todos consideran una “bruja” y de sus “voces”. Voces de una condición, de un intento, de una consciencia del tiempo.
Las voces que todos tendrían el derecho de tener dentro de sí para descubrir la propia o para propiciar otras.